Qué bonitos se ven las cachorritos. Graciosos, esponjositos y tiernos. ¿Acaso no dan ganas de apapacharlos siempre y llenar las redes sociales de sus gracias? Pero estos pequeños crecen, dejando de ser bebés pero aún dependiendo enteramente de sus dueños, quienes son responsables de ellos por resto de su vida.

Como bien hemos hablado antes, hay ciertos elementos que debemos considerar para elegir una mascota sabiamente. Ahora que ya tienes un perro, necesitas preguntarte ¿estoy cubriendo todas las necesidades básicas de mi mascota?  Entendamos por necesidad básica aquellas que deben suplirse para una buena calidad de vida y que es parte de la tenencia responsable de mascotas.

1. Alimentación e Hidratación

Cuando adoptamos una mascota, es una de las primeras cosas en las que pensamos. Tristemente no se trata de solo tomar una bolsa de un concentrado X eligiendolo como alimento para toda la vida. Primero, imagínate tú comiendo cereal con leche toda tu vida porque la caja dice que contiene todos los nutrientes que necesitas. Irreal, ¿verdad? Lo mismo pasa con el  alimento para perros. Hoy en día puedes encontrar una variedad de alimentos diseñados para cubrir diferentes necesidades, ya que el Firulais, un perro mayor y de raza grande, no tendrá las mismas necesidades alimenticias que la Canela, una cachorrita de raza pequeña. No les puedes dar el mismo concentrado a ambos, ya que podrías generar un déficit nutricional porque ambos son diferentes, busca un concentrado de alta calidad de acuerdo a la individualidad de cada perro.

Por otro lado, si eres como yo y prefieres una dieta natural, debes asegurarte que cumples con todas las necesidades nutricionales de tu perro.

En todo momento debes estar consciente que no sólo porque tú lo comes es apto para tu perro y que no es conveniente mezclar comida fresca con concentrado seco. La comida fresca debe digerirse rápido, pero la mezcla con concentrado alenta la digestión dando por resultado la fermentación de la comida fresca en el estómago del can, lo que significa problemas digestivos.

La hidratación es tan básica como la comida. Sobre todo en días de calor y si lo alimentas con concentrado o pienso seco. El Firulais necesita tener acceso a agua fresca, en un recipiente limpio. Lava el recipiente y cambia el agua a diario para evitar la formación de hongos y proliferación de parásitos.

2. Chequeos veterinarios

La vacunación de tu mascota es algo que no puedes pasar por alto. Es más, no deberías socializar a tu cachorro si no ha cumplido con sus vacunas, para asegurarte que no adquirirá enfermedades que acorten su vida o la calidad de la misma.

Mantener al día la desparacitación ayuda a combatir no solo parásitos internos, si no también externos como pulgas y garrapatas. Además, las visitas regulares al veterinario te dan la oportunidad de hacerle todas las preguntas que tengas y detectar cualquier situación de modo temprano y eficaz.

3. Higiene

Que bañes a la Canelita en casa no está mal, de hecho es una actividad en la que se refuerza tu vínculo con ella. Sin embargo, debes saber que a parte de agua y shampoo por todo su pelito, necesita una limpieza de sus orejas, glándulas anales, recorte de uñas y profilaxis dental. Es por eso que una visita al pet grooming al menos una vez al mes no está de más, a menos claro que estés dispuesto a aprender como hacer estos procedimientos por tí mismo e invertir en los accesorios para la correcta ejecución de la limpieza completa del perro.

También debes considerar retirar el pelo muerto cepillándolo entre semana, en especial si es de una raza que muda pelo seguido, como un Husky, Pug, Samoyedo, Chihuahua o Dálmata. Aún si es un perro que no suelta mucho pelo como un Shih Tzu, Yorkie, Boston Terrier o Salchicha querrás mantener su piel limpia del mismo modo.

En cuanto a la profilaxis dental, algo muy útil es la dieta ACBA, que no sustituye la limpieza dental, pero si ayuda a disminuir los restos de comida en los dientes.

4. Socialización, educación y adiestramiento

Como pawrent, estás obligado a enseñarle a tu perrijo un comportamiento socialmente aceptable. Déjame recordarte que los perros son descendientes de los lobos, y como tales, son animales de manada con una estructura social con jerarquía y territorio. Habiendo sido domesticado, esta jerarquía y territorio empieza contigo como el alfa. Si tu perro no te respeta, tomará el control de tu casa y no dejará pasar a la visitas o se orinará donde él quiera, te va a gruñir cuando quieras quitarlo del sofá y cuando lo sacas a pasear se te escapará y no obedecerá a tu voz. Sí, tener un alfa es una necesidad para tu can.

Amarrar a tu perro en el patio no es la solución para todos tus problemas.

La solución es que tú te eduques en comportamiento canino y le dediques tiempo para socializarlo y adiestrarlo. La solución es que te conscientices a tí mismo que lo que tienes no es un pececito dorado que no ladra y se queda confinado en un tanque, si no que tienes un animal social que necesita la guía de un líder a quien respetar.

Además, interactuar con otros miembros de su especie es parte de su bienestar, es parte de dejarle ser perro. Depende de tí socializarlo a temprana edad, correcta y frecuentemente para que los encuentros con otros perros sean una experiencia agradable.

5. Ejercicio

Los perros son energía y necesitan liberarla. Se llenan de stress al pasar encerrados en casa. Piénsalo. Mientras tu mundo es casa, escuela, iglesia, trabajo, familiares, amigos, pasatiempos y sabrás tú qué más, el mundo de tu peludito es apenas tu casa. Un espacio reducido. ¿El resultado? Entre otras cosas, si  no lo ejercitas te encontrarás con zapatos mordidos, muebles desechos, orines por toda la casa y ladridos constantes. El ejercicio ayuda a liberar energías, refuerza el vínculo que tienes con tu perro y es parte de una vida saludable. No necesitas ir por largas caminatas para ejercitarlo, una sesión de adiestramiento puede ser muy útil.

Un perro ejercitado es un perro feliz.

¿Tienes alguna pregunta de cómo cubrir las necesidades básicas de tu perro? Déjanos tu comentario o síguenos en nuestras redes sociales.

Contenido útil? Compartí

Una idea en “¿Estás cubriendo estas 5 necesidades básicas de tu perro?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *