Si estás leyendo este artículo porque te hace cosquillita este tema de las mascotas y ya tienes al menos una o planeas adquirir una. ¿Y sabes qué? Te felicito. Tener una mascota tiene muchos beneficios para tí y los tuyos si lo haces adecuadamente.

 

Un momento, ¿hay un modo no adecuado de tener mascotas? Si, si lo hay. Y esa es la razón por la que se encuentran muchos perritos y gatitos abandonados en la calle. Tener una mascota es un acto de amor y de responsabilidad. Al ver la jauría de Pat’eChucho, algunos se preguntan cómo nos ha funcionado y aunque no todos son parte del mismo hogar, hemos aprendido (en carne propia y con los años) algunas consideraciones para elegir a esa pequeña compañía y disfrutarla al máximo que hoy compartimos con vos. 

Evitá elegir una raza hiperactiva porque planeas hacer ejercicio.

Amo los dálmatas. Son elegantes, atléticos, de buen porte. ¿Y esa piel con manchas? Tienen su gracia.  ¡Con lo que me encanta hacer maratones! Sí. De Netflix. Es por eso que necesito hacer ejercicio. ¿Podría un perro motivarme? Eh, no. Aceptémoslo. Si mi propia salud no me motiva, sería un tanto egoísta de mi parte arrastrar a otro ser viviente a mi sedentarismo. Además, un raza hiperactiva como dálmata, golden retriever, yorkie, boxer y cocker spaniel se vuelven muy traviesos al mantenerse encerrados e inactivos. Si consideras una de esas razas, sé consciente que necesitan a alguien que les siga el paso. Punto para los gatos, ya que no necesitan de ti para ir de paseo pero si necesitan lugares permisibles para trepar. Ahora bien, si tú ya eres hiperactivo o ya rompiste el hábito de vegetar en el sofá, cualquier raza de perro activo podría venirte bien.

 

Informate

Si mi apartamento es tan pequeño que dos pasos me bastan ir de la cocina a la sala, no creo que un dogo de burdeos, chow chow o boxer sean una buena idea. Traer un perro grande a un lugar donde no se puede ejercitar lo convierte en un animal ansioso y travieso, difícil de adiestrar y que podría terminar confinado a una esquina, lo que es injusto. Es también de tener en mente que la mayoría de razas de perros toy son muy enérgicos. En cambio un bulldog francés, pug, spaniel o incluso un gatito se adaptaría mejor. No sería sabio elegir cualquier raza si no he investigado lo suficiente acerca de que es lo que necesita para asegurarme que está dentro de mis posibilidades.

 

Pensá en las reglas de la casa

Para que esta relación de largo plazo funcione, todos los miembros de casa debemos estar de acuerdo ya que de esto depende el entrenamiento de mi mascota y el ambiente donde todos vivirán. Algunos perros como los chihuahua, yorkie y pitbull requieren un entrenamiento adecuado para ser esa bolita de amor con patas que todos queremos. Toda la familia debe saber que la inconstancia se convierte en ansiedad, ladridos incesantes e incluso agresividad. Además, una mascota debe estar tan cómoda como uno mismo, siguiendo lineamientos de tu hogar. Puede ser que yo ame tener a mi perro en el sofá conmigo mientras mi mamá está muy molesta por la misma razón. No podemos permitirnos la inconstancia si planeamos tener una óptima convivencia y un buen entrenamiento.

 

Hacé un presupuesto

Creo que esta es la razón por la que los que poseemos mascotas nos referimos a nuestros peluditos como canijo, perrhijo, gathijo y todas sus variantes. Aunque no es lo mismo tener un maltés que un gran danés, llevar un control de su salud, esterilización (incluyendo a los machos), vacunas, grooming*, alimentación e insumos de limpieza son una parte de asegurarse del bienestar de mi amados cuadrúpedo; sin importar si es un raza pura o criollo, son gastos de manutención que deben estar siempre presentes en el presupuesto.

 

Comprometete con amor

Adquirir una mascota es añadir un nuevo miembro a la familia. Ya sea que me case, tenga hijos o el animalito se ponga viejito, una mascota depende de mí hasta su muerte. Si puedo mantener este compromiso a lo largo de su vida, puedo estar seguro que el peludito lo pagará con creces. ¿Por qué crees que existen terapias con animales? Porque esas bolitas de amor lo valen. Amor con amor se paga y ellos no fallan en retribuir todo lo que reciben.

 

¿Crees que hay más puntos para tomar en cuenta? ¿Conocés a alguien a quien le sería útil saber cómo elegir una mascota sabiamente?

 

 

*grooming: cortes de pelo, baños, cortes de uñas, limpieza de las orejas y dientes, etc.

Compartinos con los tuyos

2 respuestas a “Ahora vos también podés elegir una mascota sabiamiente”

  • Muy interesante lo que detallas, siempre pense en estos puntos y a pesar de que me gustaria tener un perro, no lo hago justamente porque vivo en un lugar pequeño y no podria andar lo suficiente. Siempre pense en que es una responsabilidad y hay que cumplir con sus paseos etc. Este punto que comentas no todo el mundo lo tiene en cuenta y te felicito por escribir sobre esto. Que pases un buen dia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *