¿Te has preguntado alguna vez que tipo de “golosinas” puedes usar para entrenar a tu perrito? O quizá eres ese tipo de pawrent que le encanta consentir a su perrhijo. ¡Dichoso el Firulais! Por definición, una golosina es un tipo de comida que no es parte de la alimentación regular, usualmente para cumplir un antojo. En el caso de tu perrrito es algo que le cause curiosidad y que sea seguro para él.

Como ya lo sabes, aquí en Pat’eChucho somos fanáticos de la nutrición natural, tanto para los humanos como para los perritos. Te contamos algunos principios nutricionales en nuestra serie de alimentación cruda o ACBA y hemos compartido ya algunas recetas caseras de comida natural y cocida y también bocadillos fríos. Así que antes de iniciar hagamos un breve recordatorio de los ingredientes que no debemos utilizar en la alimentación de nuestros perritos

Si jamás has hecho tus propias versiones caseras de bocadillos para tu perrito, te recomiendo iniciar con alguno de esta lista. Es más, ¡recomiendo esta lista a todos! Expertos horneadores e inexpertos novatos, porque ¿a quien no le gustan las cosas hechas simples? Y si al final no se ven tan lindos como en las fotos, no te preocupes, tu perrito los va a amar igual (y lo digo con aprobación del Gordo Louie)

1. Mantequilla de Maní

Los perritos adoran la mantequilla de maní. Lo mejor es que es bajísima en azúcar y su grasa vegetal es saludable. Definitivamente no puedes quedar mal con esta. Sólo necesitas dos tazas de harina, media taza de mantequilla de maní y dos huevos. Cuela la harina y mezcla los ingredientes hasta que logres una consistencia uniforme, luego agrega agua poco a poco hasta que logres la masa para estirar y cortar las galletitas. Hornea a unos 350 grados centígrados por unos 15 a 20 minutos.

2. Bocadillos de Pollito Desmenuzado

Como ya sabes, Nova y Louie aman el pollito desmenuzado y este tipo de snacks son sus favoritos. Solo necesitarás una taza de pollo en trocitos, media taza de arroz cocido (recuerda que debe ser arroz sin cebolla) tres cucharadas de harina de arroz, una cucharada de perejil y un huevo. Además puedes sustituir el pollo por cualquier tipo de carne si así lo prefieres. Hornea a unos 350 grados centígrados por unos 20 a 30 minutos.

3. Los Bocadillos Más Fáciles

Perfecto para novatos. Sólo dos ingredientes. Sí, sólo necesitas harina de afrecho y compota o papilla para bebés. Puedes usar de frutas o de carnes. Los mezclas para hacer una consistencia pastosa, sirves en una bandeja previamente engrasada  y horneas por unos 20 a 25 minutos.

4. Manzana y Canela

Esta receta huele tan bien que te será difícil de ignorar. Espera que el Firulais lo olfatee. La canela ayuda a la digestión y tiene un aroma exquisito. Necesitas compota de manzana, ya sea que la preparas tú al hervir manzanas con canela y sin semilla para luego triturarlas o usar compota para bebé. Agrega una taza de avena, media taza de compota de manzana y un huevo. Horneas en unos 20 a 22 minutos.

5. Zanahoria y Manzana

La zanahoria es uno de los alimentos más llamativos para los perros… y más nutritivos. Recomendado por Floki. Este sencilla receta motivará hasta al perrito más rebelde en las sesiones de entrenamiento. Una taza de zanahoria rallada, una taza de harina de afrecho, un huevo y compota de manzana. Mezclas y horneas de 30 a 40 minutos.

Si te parece todo muy bonito pero prefieres las cosas ya hechas, recuerda que nuestros amigos de Miguitas y Nakia tienen opciones similares.

Y tú, ¿te animas a hornearle algo al Firulais? Déjanos tus comentarios.

Contenido útil? Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *