Pasear por nuestro Centro Histórico hoy en día es un viaje en el tiempo. Los detalles en los edificios nos evocan aquella época de oro por el estilo inconfundible art nouveau y deco en la riqueza de las estructuras. Es como tener una pequeña muestra europea justo aquí en el Pulgarcito de América. Es por eso que podrías ver a Björn o a Nova algún día paseando por allí, porque nos encanta la magia que descubre este pedacito de capital.

Esta vez, caminando por el Centro Histórico, decidimos relajarnos e ir por un café en compañía de nuestros peluditos y fue así como encontramos el recientemente inaugurado Coffee Tempo. Al llegar preguntamos si podríamos entrar con Nova y Björn, que como ya sabes, no son perros pequeños. De hecho fue un tanto gracioso, la encargada llegó a la entrada, con una mirada amable hacia el gentil vikingo y nos pidió un poquito de paciencia para “adecuarnos el lugar para nuestro gigantón”, lo que nos provocó una sonrisa.

Nova y Björn como buenos embajadores de la cultura pet friendly

 

Al entrar, nos tenían lista una mesa cerca de la barra en la ventana y nos advirtieron que la primera planta sería la adecuada para los perritos. Estuvimos de acuerdo. Ya cómodos nos dispusimos a revisar el menú y los meseros estuvieron muy atentos a nuestras necesidades. De hecho fueron muy considerados y flexibles a nuestras solicitudes, siempre muy atentos a cualquier necesidad. El local es amplio, con ubicaciones para todos los gustos. Adornado en su mayoría por ángeles de distintas formas y tamaños, el lugar te da una sensación de familiaridad. Ves parejas, grupos de amigos y familias con sus bebés de lo más relajado. Al subir a la segunda planta sigues encontrando ángeles y una ambiente más apto para la vida nocturna, si es lo que prefieres, ya que también sirven cerveza Cadejo.

Vista de la barra en la primera planta

Iniciamos con una bebida refrescante de limonada con yerbabuena. Originalmente era de presentación líquida, pero se me ocurrió pedirla en frozen y sin dudarlo el mesero me dijo que sí era posible. Para degustar, solicitamos una hamburguesa. El pan, tostadito por fuera nos dió una impresión de ser artesanal siendo parte del toque casero que buscábamos. El queso, la lechuga y el tomate frescos, me hicieron notar que no fue preparada a la ligera. La carne, sazonada de modo sencillo y con sabor que me recordó a las hamburguesas que mi madre me preparaba de pequeña me transmitió una sensación de estar en casa.

Una buena hamburguesa con su bebida

 

Pedimos también un plato de nachos que consistía en los nachos bañados de frijolitos, queso y jalapeño. Tengo que aclarar aquí que con el propósito de compartir con los peluditos, pedí cada ingrediente por separado. Sin dudarlo, el mesero accedió a la solicitud y me llevó el plato tal como se lo pedí. Eso es servicio. El quesito bien derretido y de buena calidad, jalapeños para morirse.

 

Pedí nachos servidos con los aderezos a parte. Me los sirvieron tal como los pedí. Eso es servicio

Para terminar, pedimos un pie de higo que tenía un suave y cremoso relleno con deliciosos y jugosos trocitos de higo que, en lo personal, me encanto. Como amante de lo dulce podría haber soportado más dulzura, sin embargo lo disfruté muchísimo y lo volvería a pedir. Y pues, este es un café, tenía que pedir café. Había mucho calor, así que me decidí por la versión frozen de un capuccino: un frapuccino que disfruté de modo refrescante. Tenía una interesante presentación por el estilo del vaso, crema batida y su respectiva cereza. Su sabor y aroma a café llenaron mis expectativas.

Pie de higo y frapuccino

Valoración de Pat’eChucho

Ubicación y Acceso: Está en el Centro Histórico de San Salvador, atrás de Catedral. Accesible sin importar si vas en transporte público, uber o en carro. Excelente 5/5

Ambiente Familiar: Grandes y chicos pueden disfrutar del lugar. Su menú es adaptable para los más chicos, hay mesas, barra, salitas de estar. En fin, puedes estar cómodo en sus instalaciones ya sea que vayas en pareja, con la familia o con tus peluditos. Excelente 5/5

Mascotas: A pesar que a la entrada tuvieron dudas por el tamaño de Bjorn (no creo que los visiten muchos gran danés), que nos acomodaran un lugar les da puntos. Sin restricción de tamaño, nuestros peluditos estuvieron muy cómodos y fueron bienvenidos. Aunque aún no hay menú para mascotas, quien sabe, tal vez consideren agregarlos más tarde. La música variaba su volumen, pero pudieron ajustarlo a no estar demasiado alto para los perritos la mayoría del tiempo. Recuerda siempre tener tu perrito con correa y estar pendiente de no dejar desechos. Muy Bueno 4/5


Comida: Con un menú sencillo han logrado llenar expectativas. Algo que amé en este lugar es que me sentí en casa con su comida y que fueron muy flexibles para atender nuestras solicitudes. Muy Bueno 4/5

Seguridad y Servicio: Te contamos que el Centro Histórico mantiene constante vigilancia del CAM, y aunque el parqueo no está enfrente del local, puedes valerte del espacio cerca de Catedral o los estacionamientos aledaños. Además la personalización del servicio no puede pasar desapercibida. Excelente: 5/5

Esto le da a Coffee Tempo una valoración total ¡de 4.6 patitas de chucho!



Si aún no has ido al Centro Histórico porque no sabes que parte visitar, te aconsejo que pases por allí, por su puesto con en compañía de tu peludito, porque Sívar es pet friendly. Si te gustó esta nota, comparte con un amigo para que más personas conozcamos lugares pet friendly en San Salvador.

 

Contenido útil? Compartí

2 respuestas a “Café y relax pet friendly”

  • Me ha encantado el post. Hace años tuve la suerte de visitar San Salvador y quedé encantada con sus edficios, el aire colonial pero nada avejentado de su centro historico y la gente….sobre todo la amabilidad y simpatia de la gente. Quiero volver!!!!
    Sobre los peluditos, son preciosos y te comprendo porque normalmente nosotros salimos con tres!!! Aqui en Sevilla hay buenos sitios donde ir con ellos, aunque esa hamburguesa casera….ummmmm no creo que se pueda superar!
    Buen blog, me quedo por aqui. Besitoooos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *