Cuando amas a tu mascota es imposible no consentirla, darle toneladas de cariño y velar por su bienestar. De hecho, es parte de tu responsabilidad de pawrent. Además, como parte de ese bienestar debes tomar en cuenta que tu amado peludito sigue siendo un perro. Como tal, posee comportamientos y necesidades muy específicas de su especie; como lo es la jerarquía.

Si, la jerarquía es una necesidad propia de animales de manada, como los perros.

Seguramente has escuchado más de alguna vez que los perros necesitan un líder. Tu amigo de cuatro patas puede estar muy feliz de verte en cualquier ocasión, disfrutar tu compañía y extrañarte cuando te vas, pero al momento de llamarlo él te ignora. Cuando quieres quitarle tu zapato favorito te gruñe y huye con su botín hacia otro lado. Situaciones como éstas se dan usualmente porque el Firulais te ve únicamente como el responsable de su alimento, pero no como su líder.

Para empezar, entendamos ¿qué es un líder para el Firulais? Un líder es el que protege, que vela por el bienestar de la manada, el que inspira respeto. Para lograrlo, debe ser el más fuerte. Claro, esto no quiere decir que deba de ser violento.

Pero, ¿cómo se logra ser líder del canino, sin violencia? Podríamos pasar hablando horas de este tema, pero hoy te cuento tres secretos clave.

Usa tu Lenguaje Corporal y modulación voz

Los perros naturalmente se comunican a través del lenguaje corporal así que tendrás que empezar a poner más atención en las posturas que adoptas y el timbre de voz que usas, en especial al momento de marcar límites.

Cuando corriges tienes que estar derecho, y tu timbre de voz grave. Para tu cachorro no existen intermedios así que trata de no ceder antes sus tiernos ojos redondos o nunca te tomara en serio.

Por ejemplo si Nova o Louie se acercan al bote de basura trato de regañarlos en el acto con un firme y grave ¡NO! acompañados de mi postura firme ligeramente hacia adelante y ceño fruncido; mostrándole que estoy molesta.

Administra los recursos

Para los perros el recurso más común es la comida, pero también pueden ser personas o lugares como algún rincón de la casa que haya hecho su escondite, o el exterior de ésta.

En el caso de la comida antes de entregarla tienes que pedirle que se siente y esperar a que la pongas en el suelo, así sabrá que tu eres quien lo alimenta y que debe darte algo a cambio para obtenerla.

En cuanto a lugares por ejemplo para salir de casa, suele pasar que nuestros peluditos una vez conocen el  mundo exterior se escapan o cuando queremos salir al parque salen corriendo primero a toda velocidad y apenas alcanzamos a cerrar la puerta. Para mostrarle que eres tú el que le da acceso a ese lugar debes hacer que se siente y que espere a que tú salgas primero, así entenderá, al igual que con la comida, que debe hacer algo para obtener lo que quiere.

Como ejemplo, yo le pido a Nova y Louie que además de sentarse hagan un par de trucos extra antes de darles su comida, ya que para ellos sentarse ya es algo más cotidiano y además refuerza su posición en la manada. ¿El resultado? Dos perritos amados que respetan su lugar en la jerarquía de la manada.

Equilibrio

Claro que puedes consentir y darle a tu peludito todo el amor que quieras, pero ten en cuenta que si solo le das amor, lo educas mal y tarde o temprano te enfrentarás a situaciones que no sabrás controlar o corregir, como cuando las visitas no pueden pasar a la sala, cuando nadie puede tocar los juguetes de tu perro o si llora mucho por las noches aún siendo un perro sano.

Tu amado cachorro debe saber que hay cosas que están bien y otras mal; como el que coma de la basura o te robe comida de la mesa, que se suba a la cama si no lo tiene permitido, o incluso que se pelee con la nueva mascota que acabas de adoptar.

Mimalo cuanto quieras, pero sé firme en los regaños cuando son necesarios.

Como en todo, los resultados no son inmediatos y puede que te cueste más trabajo si el Firulais es dominante, pero con paciencia y constancia, ambos tendrán una relación aún mejor.

Y tú, ¿eres el que alimenta al Firulais o eres su líder?

Contenido útil? Compartí

7 respuestas a “Cómo lograr que tu perro te respete sin dejar de consentirlo.”

    • Hola Katy! Nos alegra mucho que te agrade el artículo. ¿Sabes? Este tema a veces se vuelve sensible porque si bien lo dices, es porque está malcriado. ¿Y quien lo crió? Él te domina, el es tu líder y tú se lo permites. No suples la necesidad de Mozart de tener una jerarquía en su manada. Si tu prefieres que la situación siga igual, puedes seguir, tu eres libre de elegir. Pero si deseas que haya un cambio te aconsejo: 1. Que sigas investigando como educar a tu perro 2. Que busques un adiestrador canino para que te de tips personalizados acerca de como corregir algunas conductas, no es caro 3. Acompáñanos los martes de consejos en https://www.instagram.com/quepatechucho

  • Estoy completamente de acuerdo. No me gusta la gente que anda hablando que tiene perrijo pero que no los educan. El amo del perro debe ser eso: AMO. Es ridiculo que un perro te mande. El respeto no se gana con gritos ni con violencia, si no, como dicen ustedes, siendo lider.
    Ame este articulo.

  • Yo prefiero darles amor y nada mas que amor. No tengo el corazon para prohibirle hacer lo que le hace feliz. Yo amo a mi perro asi de terrible como es.

    • Hola Sandra! Tu tienes derecho a elegir sin ser juzgada. Es tu perrito y tu lo crias como tu consideras conveniente. Nuestro deber es concientizarte de que tu deber como duena de mascota responsable es ensenarle un comportamiento socialmente aceptable para que pueda interactuar con otros perros y otros humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *