¿Te ha pasado que a veces tenés unas grandes ganas de ir por un desayunito rico, a un lugar cerquita, con esa amiga que tanto querés pero nunca te logras poner de acuerdo para salir?

 

Pues a mi me pasó. Un viernes en la noche, me puse a revisar los lugares de mi lista y me dije a mi misma “es hora de conocer este lugar”. Me había pasado por ahí en alguna ocasión al venir del super y nunca lo había identificado como restaurante. Sin embargo vi que en su  su página de Facebook decian que es Pet Friendly. Quería ver a mi amiga el sábado por la mañana, desayunar, trabajar en algunas cosas que queremos hacer juntas y llevar a los perrijos – porque me pasa que cuando los he dejado solos en casa no hay tal cosa como hacer mandados tranquila –  así que nos fuimos para Coffee Break.

 

Les soy sincera, las instalaciones son soberbias, es una arquitectura contenporánea, muy bonito, las líneas rectas con un aire  muy moderno como para ser Pet Friendly bajo estándares salvadoreños dado que es un concepto nuevo y no muchos lo apoyan aún. El único inconveniente que tuvimos es que mi guerrero vikingo, valiente y aventurero, resultó tenerle miedo a las alturas (igual que su humana), y como las escaleras son “vacías” o sea se ven como suspendidas, Björn se rehusó a subirlas. Imaginame cargando a mi bebé Gran Danés en todas las gradas. Tenelo en cuenta si tu peludito es grandote y si como al mío, le da vértigo. No me lo tomés a mal, porque las gradas nos llevaron a una vista preciosa del volcán de San Salvador.

 

 

La atención es muy buena y ¿saben que me gustó más? ¡Hay un menú para mascotas también! Me sentí tan bien por poder ordenarle algo a Björn y que comiera junto a mí. Le pedí unas brusquetas que estaban servidas en una porción de pan, decoradas con zanahorias y acompañadas de su tazón con agua. Estuvo de lo mejor. No dejó nada. Le pregunté su opinión y me respondió “guau” así que asumiré que le gustó mucho.

 

En cuanto a la comida de personas, sabrosa. No hay otra palabra. Todo lo que te cocinan es lo que debe ser. Ni más ni menos. Para mi, la buena comida no es necesariamente explosiva, sino perfectamente ejecutada en su técnica correspondiente para darte los ingredientes más simples y el mejor sabor.

 

Pedimos los huevos benedictinos y el desayuno típico.

 

Les confieso que un desayuno no es mi comida favorita, pero el típico de Coffee Break lo disfruté mucho. El huevo es la parte que más reserva me provoca en todo restaurante pero este estaba muy bueno. Perfectamente revuelto, suave con buena sazón. Los platanitos en su punto de maduros. Los frijolitos sin ser muy sobrecogedores en la boca con el arroz del casamiento sin quitarle el sabor a los frijoles. Todo bueno. La crema de calidad, con mucho sabor y una textura espesa. El pan es la mejor parte. Baguette tostadito por fuera, suave por dentro.

Luego los benedictinos perfectamente escalfados y servidos sobre una base de tocino, coronados con la salsa holandesa y ese un delicado toque como de mantequilla lograron un balance exacto de sabores. Los benedictinos son normalmente servidos sobre un muffin inglés y aunque esta versión tuvo su variante al usar ciabatta, el sabor y texturas no fueron sacrificados. Nuevamente podemos decir que era lo que debía ser. No se puede decir más de algo que está bien orquestado y más que sabroso. Todo sabroso.

El encargado, más que ameno, más que amable, te hace sentir bienvenido con tu mascota; hasta les sacan fotito y la publican en su página. Super bonito. Cumplen con esa regla básica de atención al cliente para hacerte sentir bienvenido. Björn tuvo su momento para lucirse frente a la cámara del encargado y gracias al cielo no me hizo quedar mal con su “escuela de obediencia” puesta en práctica. 

 

 

Valoración Patechucho

 

Carro que necesitas para llegar.

Sedan es mas que suficiente, están ubicados aquí en Antiguo Cuscatlán así que el camino no es nada del otro mundo. Area metropolitana. Excelente 5/5

Mascotas.

Las mascotas son más que bienvenidas porque están incluidas en el menú y la operación del lugar en general. No creo haber ido a un lugar que fuese inclusivo aparte de Pet Friendly, como lo son en Coffee Break. Excelente. 5/5

Comida.

Sabrosa. No puedo decir nada malo, así que no me queda más que decir que los platos que probamos tienen un sabor digno de un preparado fresco y bien hecho. Excelente. 5/5

Ambiente familiar.

Quiero destacar su limpieza en todo momento y en todo el establecimiento. Es un restaurante muy bonito, definitivamente, como restaurante me parece perfecto para cuestiones familiares, ya que tienen un área de terraza y una interna. Excelente. 5/5

Seguridad.

Tampoco es un problema, para nada, la seguridad del lugar está implícita, muy buena ubicación y muy buenas instalaciones. Excelente. 5/5

Esto le da una valoración perfecta a Coffee Break de ¡5 patitas de chucho! No solo llenaron las expectativas si no que las sobrepasaron.

Les dejo por aquí la ubicación en Google Maps para que se animen y vayan a Coffee Break, porque yo si regreso.

 

¿Y a vos que te parece? ¿Ya fuiste a Coffee Break? ¿Que probaste o que te gustaría probar de su menú?

 

 

Compartinos con los tuyos

5 respuestas a “Cómo un desayuno pet friendly puede ser tan bueno”

  • Hola! Me parece genial que ahora hayan lugares donde te acepten con tu peludo, es un miembro más de la familia y como tal debe ser tratado, exelente lugar y la comida, bueno ya me antojé.
    Muchas gracias por compartirlo.

  • Vaya!! Desconocía este tipo de iniciativas pero me ha parecido muy interesante.Las mascotas también forman parte de la familia y como tal hay que mimarlas de vez en cuando. Me ha encantado las fotografías, es un lugar maravilloso.

  • Es verdad que las instalaciones son una lindura, y que bien eso de Pet Friendly, aunque a tu perro no le gustaran mucho las escaleras, pero que bien el menú para mascotas, aqui no hay restaurantes asi pero me encantaría, asi me podría llevar a mis perros donde fuera!

  • Hola, como me he reido con tu post, ya te imagino subiendo la escalera con tu perro cargando, es un lugar fantástico, las fotos son divinas, pero creo que lo que mas vale la pena es la vista que tiene, me parece genial del lugar que sea petfrendly, ya que al menos a mi si me gusta salir con mis perrijos, ojalá tengas mas oportunidades de compartir lugares así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *