Hablemos de nuestros perros. Todos los perros, desde ese Siberian Husky tan parecido al lobo, hasta ese pequeño Maltés o Chihuahua que parece más niño que perro, son de hecho 99.8% lobos. No bromeo.
La cadena de ADN y el genotipo de lobos y perros es el mismo, salvo por ese 0.02% que los separa, llamado fenotipo. Es ese gen que determina el color de su pelaje, el tamaño del animal, básicamente la forma en la que se ve. Por todo lo demás, es que ambos animales están clasificados bajo la familia Canis Lupus. Otra forma de entenderlo es: Genotipo determina que es canino y no felino, por ejemplo. Fenotipo determina su raza. Cada vez que veo a Bjorn y Maya, veo sus dientes y recuerdo que son caninos.


Habiendo establecido esto, hablemos de sus dietas. Las personas que alimentan a sus perros con concentrado, discuten con aquellos que los alimentamos con comida cruda. Ésto no es necesariamente cultural, éste debate no se da sólo en latinoamérica, es un debate también acalorado en Estados Unidos.
¿Cual es el punto del debate? Sencillo. El adoctrinamiento que hemos recibido por parte de la industria multimillonaria de la comida de perros, como todos aquellos mitos que nos han transmitido que no tienen fundamento alguno, está tan empeñada en hacernos comprar sus productos que han invadido hasta el pensum de la carrera de veterinaria en todos los países de nuestro continente. Pero no, no hablo de una conspiración, simplemente hablo de aquel gran enemigo de la humanidad… el amor al dinero. Eso es todo. Es que cuando tenés millones, como aquellas grandes marcas de consumo, puedes costearte todas las campañas publicitarias disponibles y todas las influencias que podrías necesitar.
Te aclaro que si tú alimentas a tu perro con concentrado, no te juzgo, yo lo hice durante 7 años con Maya así que te entiendo. Es conveniente y es barato. Me voy a concentrar en explicarte la razón por la que yo escogí alimentar a mis perros con la dieta ACBA – Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada o BARF por sus siglas en inglés. El acrónimo es un poquito raro pero explica realmente qué es esta dieta: Es la que tu perro tendría si viviera en un entorno salvaje; la que su ancestro y homónimo, el lobo, tiene para vivir en la naturaleza.

Si le ofreciéramos concentrado de perro al lobo, el lobo escogería morir antes que ingerir una comida que no es biológicamente apropiada para él porque contiene menos nutrientes que los alimentos que él consume por naturaleza. Ese instintivo. Pero, ¿por qué entonces nuestros perros consumen esa comida, si no es biológicamente apropiada? Sencillamente porque se las damos desde cachorros. No les damos opción. Y entonces, ¿por qué no vemos resultados negativos inmediatamente? Porque los perros, como los gatos, al haber sido domesticados desarrollaron una capacidad increíble para adaptarse y ser resilentes en cuanto a su dieta. En otras palabras, podemos abusarlos nutricionalmente sin ver los resultados inmediatamente.
Entre algunas de las principales enfermedades asociadas a la alimentación con concentrado, encontramos enfermedades de riñón, enfermedades del corazón, displasia de cadera, cáncer y enfermedades en los huesos, entre otras. En todas se disminuye el riesgo cuando dejas de darle ese alimento lleno de preservantes y colorantes. La pregunta que yo me hice fue “Si yo pudiera darle más años de salud a mis perros ¿lo haría?”. Claro que sí, quiero que sigan a mi lado por mucho tiempo sanos y fuertes.
En resumen, la dieta ACBA consiste en que te prepares con un menú para tu perro incluyendo huesos, carnes crudas y vegetales aptos para su consumo, mezclándolos para ir complementando las proteínas y vitaminas que todo can necesita de acuerdo a sus necesidades naturales resultando en una mejor salud para tu mascota.
Este tema es tan extenso que hemos preparado una serie de artículos para tí donde incluimos ideas para la alimentación sana, iremos desmintiendo mitos y profundizaremos en los beneficios de seguir en esta dieta. Por el momento, en caso que te preguntes, te adelanto que desde que yo implementé esto con Björn, sus dientes están más limpios, su piel está más brillante, come con mejor apetito y tiene un mejor humor.
Sé que podrías tener muchas preguntas y me encantaría ayudarte a resolverlas. Déjalas en los comentarios para poder responderlas e incluirlas en el siguiente post. Y si no te quieres perder las siguientes entregas, dale click en “Recibir un email con cada nueva entrada.”

Contenido útil? Compartí

7 respuestas a “Lo que nadie te contó de la dieta de tu perro”

  • ¡Hola!
    me viene tan bien saber esto. Leyendo las diferencias entre una alimentación y otra, está claro que ahora voy a elegir la dieta ACBA. Creo que hay que respetar la naturaleza del perro y darle lo que es más adecuado para su organismo. Ellos también merecen una alimentación saludable.

  • Me he quedao asombrada, no sabía nada de lo que estoy leyendo, como nunca he tenido un pero no tenía ni idea.
    Me viene muy bien este post para estar informada porque dentro de poco queremos regalarle un perrito a la niña para su cumple.

  • Hola guapa, ya te he comentado alguna vez que tengo un par de perros y todo lo que nos cuentas sobre estos animales me viene muy bien! no sabia lo de la dieta que nos cuentas, no habia leido nucna sobre ello y me vendra muy bien para aplicarlo en su alimentacion, a veces desde el desconocimiento hacemos cosas que no son las mas adecuadas y necesitamos consejos como los que nos das para hacerlo mejor con ellos!

  • Miy interesante este post sobre la dieta de los perros. Todo lo que dices tiene mucha lógica y realmente si lo piensas vemos tantos anuncios sobre que han de comer, que al final crees que eso es la mejor opción.
    No conocía la dieta ACBA pero parece lo más lógico para alimentar a un perro que en el fondo no es tan diferente del lobo.

  • Ok tengo que buscar más información de comida realmente saludable y beneficiosa para mi jonke. Todo esto es nuevo lo desconocía totalmente enserio es como cuando supe de los tintes que no maltratan el cabello y los que si. Gracias por explicarnos y tomarte la molestia

  • Me ha sorprendido que los genes de los perros y los lobos sean tan parecidos. Así que es lógico que la comida preparada no todos lo toleren. Seguro que hace que más de un dueño le cambie la dieta a su amigo de cuatro patas, saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *