Como te había comentado, la educación canina es un acto de amor hacia nuestros peluditos queridos; si estás de acuerdo, ahora te has de estar preguntando: ¿cuál es el siguiente paso? ¿que debería enseñarle primero? ¿como lo hago? o incluso ¿y si mi mascota nunca me hace caso?

No te preocupes, te enseñaré lo que he aprendido con Nova y Louie y que estas 4 órdenes básicas te facilitarán la vida.

Antes comenzar…

  • Identifica qué es lo que motiva a tu perrito, en mi caso Nova trabaja muy bien con la comida y los juegos por lo que a ella le basta con escuchar un “¡eso!” y recibir su golosina, en cambio Louie prefiere por sobre todo la comida y los mimos, respondiendo mejor al obtener su golosina, una caricia rápida y escuchar “¡eso!”.
  • Consigue una golosina que a tu mascota le guste y que no sea lo que usualmente come, que sean trozos pequeños no más grandes que la punta de tu dedo índice (la medida puede ser más pequeña si tu perro es pequeño); recuerda que lo queremos motivar, no alimentar.
  • En cuanto a tipos de recompensas, prefiero que sean carnosas como trozos de mollejas, trozos de carne o incluso bolitas de carne molida cruda, aunque también puedes usar trozos de galletas para perros.
  • Cuando practiques, hazlo en sesiones de no más de 15 o 20 minutos. Y al terminar juega un poco para recompensar su trabajo durante la sesión.
  • Los comandos de voz se agregan gradualmente y puede ser la que tu prefieras, en el idioma que quieras. Por ejemplo, para echado puede ser: Root, echate, down, tumbado, etc.

 

 

Ahora empecemos con los comando básicos a aprender.

1. Su Nombre

Si, su nombre también es una orden y es la primera orden que debes enseñarle. Le ayudará a saber que ese sonido es para él/ella y que debe reaccionar al escucharlo.
Para enseñarle esto toma una golosina y muestrasela haciendo que la huela, pero no se la entregues aun. Tu mascota te seguirá porque querrá lo que cargas en la mano, así que comienza a caminar en el lugar repitiendo su nombre varias veces, si te sigue daselo y dale un felicitación corta o palmadita.

TIPS: Si no te sigue, debes incentivarlo rascándole rápidamente como invitándole a jugar.
Para perfeccionar haz que trabaje más para conseguir su premio, haciendo que te siga por más tiempo.

2. Sentado

El sentado es una de las órdenes que ocuparas cotidianamente, un ejemplo de ello es que al momento de darles de comer a Nova y Louie deben sentarse o no obtendrán su comida, al igual que al momento de ponerles su correa.
Para enseñarle a tu perrito, solo tienes que tomar una golosina y ubicarla por encima de su cabeza y moverla lentamente hacia atrás hasta que tu peludito se siente. Si lo hace no dudes en darle su premio y demostrarle que lo ha hecho bien. Cuando tu amigo canino haya entendido la dinámica, agrega el comando de voz en el momento que realiza la acción y premiale.

TIPS: Algunos perros comprenden más rápido que otros la dinámica, no desesperes si no lo hace desde la primera vez. Sigue intentando y entrégale el premio si lo logra.
Esta orden también puedes trabajarla junto a su nombre, agregando esta dinámica cuando te detengas.

3. Echado

Está la ocupo mucho cuando quiero darles a entender que se tranquilicen ya que es una posición de reposo o espera.
Si quieres enseñarsela a tu perrito lo que tienes que hacer es tener a tu perrito en la posición de sentado, poner la golosina a la altura de su pecho y bajarla lentamente hacia el suelo, una vez se esté echado premiale.

TIPS: Agarra bien el premio o te lo podrían ganar ya que estará a su alcance.
Mientras tu peludito trata de entender la dinámica puede lamerte o arañarte un poco, pero no te desanimes ni asustes, tu perrito tarde o temprano lo comprenderá. Al igual que con sentado, una vez comprendida la dinámica puedes agregar un comando de voz al momento de realizar la acción.

4. Quieto

Esta orden es bastante útil, ya que sirve mucho cuando quieres evitar que tu peludito salga corriendo y te deje abrir la puerta, o está muy inquieto y necesitas que que se calme. Y a pesar de que quizás lo es la favorita de ningún perro, precisamente porque no es muy dinamica, les enseña paciencia y autocontrol.

Para este necesitas tener a tu perrito sentado frente ti, da un paso atrás alejándote, espera dos segundos, regresa donde estabas y premia si tu mascota no se movió.

TIPS: Si tu mascota se mueve no pasa nada, solo regresalo a su posición y empieza de nuevo. Para perfeccionar vete alejando cada vez más y haciéndolo esperar más tiempo. En este ejercicio el comando de voz se agrega al principio, antes de alejarte.

Con paciencia y perseverancia tendrás buenos resultados.

Y a tí ¿qué te pareció? ¿ya los pusiste en práctica o tu perrito ya lo aprendió? Contanos en los comentarios y dale a compartir.

Contenido útil? Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *