Como te decía en artículos anteriores, esta es mi dieta favorita para mis perros. El tema me ha obsesionado desde que lo descubrí y no encuentro sino más y más razones para seguir sobre este camino de nutrición más natural.

Las dietas crudas fácilmente podrían ser de las dietas más antiguas de la historia. Después de todo, se asemejan en gran manera a lo que los perros de antaño consumían. A medida más personas van tomando consciencia de la cantidad de desventajas que existen al alimentar con comida concentrada, más personas cambian a sus perros a la dieta cruda por una variedad de razones.

“A medida que los dueños de mascotas investigan sobre que constituye buena salud, se informan sobre las dietas de toda la familia (mascotas incluidas), se dan cuenta de los beneficios de lo natural”, explica la doctora Judy Morgan, DMV, una de los cientos de veterinarios holísticos, también certificada en terapia integral.

De hecho, muchos dueños de mascotas se cambian a la dieta cruda por razones médicas. Quiero que quede claro que cambiar a tu mejor amigo peludo a la dieta cruda no es algo simple de hacer. Aquí vas a tener que hacer tu tarea. Esto no es algo que deba tomarse a la ligera. Es tu responsabilidad como dueño de tu perro, proveer todo aquello que mejore su calidad de vida.

Luego de documentarme por muchos medios, pero principalmente con la doctora Morgan, te comparto lo que he aprendido que son los tres errores más comunes y de principiante que se cometen cuando cambias a tu peludo a la dieta cruda.

Error # 1: No informarse sobre las bases de la nutrición canina.

En palabras simples, la dieta ACBA consiste en alimentarlo con comidas crudas, sin preservantes. En la práctica es más complejo que eso. Algunos creen que darle una libra de carne molida a su perro es todo lo que necesita, sin embargo, nada podría estar más lejos de la verdad. Esto sólo creará problemas de salud a la larga porque crearemos déficits de minerales y vitaminas, en nuestra mascota.

Idealmente, la dieta cruda consiste en carnes crudas más aditivos. Los aditivos son todos aquellos huesos crudos, órganos internos de la presa, vegetales y, en su defecto, suplementos. Adicionalmente, las dietas crudas deben incluir algún tipo de fibra cocida o cruda y probióticos. La mayoría de nosotros combinamos las carnes crudas con sopas de hueso, vegetales y grasas naturales para procurar el balance de la dieta.

Esto significa que si estás interesado en las dietas crudas debes hablar con un profesional en nutrición canina/felina en lugar de simplemente alimentar a tu mascota con carne cruda, ya que es de suma importancia que se hagan exámenes periódicos a tu perro o gato y si presenta algún déficit, puedes corregirlo de forma inmediata y ayudarle a obtener así, la nutrición óptima.

La meta es alcanzar el balance nutricional, no solo alimentarlo con comida cruda.

Darle una dieta cruda a tu perro o gato significa mantenerse informado

Error #2: Olvidar las frutas

La fruta puede ser una gran adición a una dieta cruda por varias razones. Por ejemplo, a mí me gusta agregar bayas a las dietas crudas debido a su contenido de antioxidantes, mientras que la doctora Morgan nos cuenta que usa grandes trozos de manzana o sandía como golosinas masticables. “La fruta proporciona fibra, vitaminas, sabor y variedad”, dice Morgan.

Algunas fruta se pueden agregar a una dieta cruda entera en cubos, en puré, guisado o cualquier otro método de preparación, siempre y cuando les remuevas la semilla y el tallo, ya que en casos como las manzanas, las semillas pueden resultar tóxicas para las mascotas.

Ya que la mayor parte de la nutrición del perro es provista por la carne, lo mejor es mantener menos del 30% de frutas y vegetales. Debes estar seguro del tipo de fruta que le das, ya que uvas o pasas pueden causar daños a los riñones, las frutas enlatadas con azúcar no son procesadas por tu perro adecuadamente y el aguacate tampoco es recomendable.

Algunas frutas, como la manzana y el tomate pueden resultar tóxicas en grandes cantidades. Además, asegúrate de remover hojas, tallo y semillas.

Error #3: Ignorar la posibilidad de que se necesiten suplementos.

No todos los perros que comen dietas de alimentos crudos necesitarán suplementos, pero algunos lo harán. “El calcio es probablemente el nutriente más importante para asegurarse de que hay suficiente en una dieta cruda”, según Morgan. Afortunadamente, el calcio es bastante fácil de agregar a la dieta.

Si preparas alimentos crudos en casa, puedes utilizar la cáscara de huevo molida para proporcionar el impulso dietético en calcio que se necesita más allá de lo que se proporciona en el hueso.

Los perros con dietas crudas también pueden beneficiarse de una buena fuente de ácidos grasos omega-3, como aceite de pescado o aceite de semilla de lino; los que según Morgan son aceites conocidos por sus beneficios antiinflamatorios.

Según la doctora, la mayoría de los otros suplementos se basan en las preferencias del dueño y las necesidades individuales del perro, aunque recomienda la adición de algas marinas, ya que son ricas en minerales.

“Dependiendo de la mascota y los problemas, suplementos de articulaciones adicionales, vitaminas o minerales podrían ser necesarios”, nos cuenta. “Es muy individual, dependerá de cada perro”.

En conclusión, la dieta cruda, al contrario a lo que muchos de sus detractores asumen, no se trata de irresponsablemente lanzar carnes crudas al plato de tu perro y esperar que esté nutrido. Tal como te pasa a ti con tu nutrición, es balancear la dieta, hacer exámenes y mantenerte investigando las opciones de acuerdo a tus necesidades. Sí, abrir una bolsa con alimento y esperar que todas las respuestas estén allí es de lo más cómodo, pero en mi opinión nunca tendrás todos los nutrientes que necesitas y tendrás que trabajar por ellos.

Yo decidí la dieta ACBA convencida que mi perro necesita más que el mismo sobre con la misma comida todos los días de su vida y que, como yo, obtiene mejor salud alimentándose de un balance natural y sin preservantes industrializados, tal como la comida con preservantes en exceso puede dañina para mí.

Y tú, que has leído hasta acá, cuéntame cuáles son tus dudas, lo que quieres que hablemos en cuanto a esta dieta o tu opinión.

Contenido útil? Compartí

2 respuestas a “3 errores que nunca deberías cometer con la Dieta ACBA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *