Dietas. Dietas. Dietas. ¡Que palabra tan fea! ¿Verdad? ¡Pero mi gordurita también me cuesta! Igual, ya seguí el plan saludable de la semana y hoy es el día en el que puedo comer lo que yo quiera, pasar tiempo con mi familia y ni pensar en dejar a la manada de Pat’eChucho en casa. ¿Dónde puedo ir que sea bienvenida con mis peluditos, que pueda comer rico y tener una experiencia diferente? Louie, el MAGOrdito de la manada, se sienta frente a mí y encuentro la respuesta.

Louie, nuestro gordito en Gordos

¡Gordos! Gordos es un lugar que me entiende. Está ubicado en el alegre Antiguo Cuscatlán. Iniciaron como un lugar especializado en Hot Dogs, pero poco a poco fueron ampliando su menú y ahora tienen un menú con comida mexicana que está de chu-pe-te. Yo lo definiría como un restaurante de fusión mexico-salvadoreña ya que tiene algunos platos al estilo salvadoreño.

Así pues le puse la correa a Louie y fui a Gordos. Su inspiración para ser pet friendly es el amor a su perrita Nina, una Shih Tzu muy graciosa que suele dar la bienvenida a los clientes frecuentes. Si, ya adivinaste. Tuve que apapacharla.

Esta lindura es Nina. A la derecha, el local de Gordos

Ya en el local, comimos el Hot Dog Picky, que consiste en un pan con una salchicha jumbo con un top de de escabeche de la casa y un toque de queso cheddar derretido. La salchicha, como fue prometido, es más grande que el pan. El escabeche, de una baja acidez le dio ese toque que los salvadoreños buscamos en un buen chory pero el quesito le dio ese factor yummy que me encantó.

Un hot dog Picky, buenísimo

Pedimos también El Tortazo, que es una torta de buen tamaño, rellena de la carne de tu elección. Degusté la torta al pastor, con lechuga fresca, frijolitos y aguacate. Todo preparado en el momento, fresco, calientito. Ideal si tenés un apetito de gran tamaño.

Tenés que saber, además, que tienen unas salsas de la casa, preparadas a base de jalapeños y con diferentes niveles de picante, están de toque.

Que buen tortazo!

Ahora, mi parte favorita de la experiencia. El Burrito. Empezando por su buen tamaño, con una presentación con crema encima, este burrito se merece el salón de la fama. La clave son los ingredientes de alta calidad con frijolitos caseros, abundante carne y un toque de aguacate. Veo las fotos que te presento y se me hace agua la boca. ¿A tí no?

Se ve tan bien. Y sabe mejor.
Un burrito gordito. Tal como me gustan.

Valoración de Pat’eChucho

Instalaciones y Ubicación: Ubicado en Antiguo Cuscatlán, justo a la par de Correos, super accesible y céntrico ya sea que vayas a pie, en bus o en carro. El local es pequeño, pero acogedor. Todo limpio y ordenado con una bonita ambientación. Muy Bueno 4/5

Ambiente Familiar: Aunque no tiene un menú especializado para niños, es adaptable a los gustos de los pequeños. Si no sabes que pedirle a tus pequeños, pregúntale a quien te atiende, se adaptan a todos los gustos. Los puntos extras se los ganan ofreciendo juegos de mesa a sus comensales mientras esperan la preparación de la comida. Es un lugar donde los celulares salen sobrando. Excelente 5/5

Mascotas: Nina es el comité de bienvenida. Louie la pasó muy bien, cómodo junto a nosotros. Aún no tienen un menú para perritos, pero si lo solicitas, te preparan algo para el Firulais. Vale mencionar que el local no es muy grande y aunque la propietaria no tiene restricciones en cuanto a tamaño, no te recomendaría llevar un perro demasiado grande. Recuerda usar la correa siempre y estar pendiente de tu peludito. Muy Bueno 4/5

Comida: Gordos me entiende. Me encantó la variedad de su menú, la presentación y el sabor. Todo se prepara en el momento y se adaptan a tus necesidades. Si hay veganos en tu familia, ellos adaptan la orden. ¿Cómo no enamorarme de ellos? Muy Bueno 4/5

Atención y seguridad: Es una zona segura, y aunque no tenga parqueo, cuenta con el beneficio del parqueo municipal. En cuanto a su atención, te dan juegos para que pases un buen rato, te personalizan el menú y te dan la bienvenida con tu mascota. Muy Bueno 4/5

Esto le da a Gordos una puntuación total de ¡4.2 patitas de chucho! Para mí, ya están en la lista de lugares a frecuentar. Algo más que amo es que sus precios son accesibles, sin sacrificar calidad en servicio y el ambiente con calor de hogar.

Comparte con tus amigos para que más personas conozcan este paraíso gordito.


Contenido útil? Compartí

Una idea en “Visité Gordos porque me entienden”

  • Yo fui! vi a Nina y está preciosa! Me encantó que los hot dog estaban ricos y lo mejor es que no costaban ni $2. Precios muy accesibles sin sacrificar la calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *